visitaplasencia.es

Lo que no te puedes perder de Plasencia

Parque de los Pinos de Plasencia

Para disfrute de los más peques

Muy cerca del Acueducto de San Antón está el Parque de los Pinos (también llamado el Parque de los Patos).

Si deseamos desconectar y descansar (sin salir de la ciudad) este puede ser un magnífico lugar.

Este parque merece sin duda una visita, sobre todo si vamos con niños porque seguro que lo pasarán muy bien observando todo tipo de animales y plantas. Los más emblemáticos son los chulísimos pavos reales (con su preciosa cola desplegada) y los patitos, que incluso tienen una casita en medio de una de las charcas. A lo largo de sus canales y lagos encontraremos además gansos y cisnes y especies avícolas como cigüeñas, garzas, grullas, flamencos, faisanes y urogallos entre otros.

También merece la pena visitar los terrarios con diferentes especies de tortugas.

Además, el parque está poblado de pinos en su mayor parte, junto con otras especies de árboles como fresnos, arces, chopos, sauces, olmos... y algunos ejemplares de sequoia gigante. En fin, un buen lugar para despejar cuerpo y mente.